Buyer persona: ¿qué es y por qué necesitas definirlo?

buyer

Si eres emprendedor, o estás pensando en montar tu propio negocio, seguro que en algún momento has escuchado hablar de la importancia de definir a tu buyer persona. Pero, ¿sabes exactamente de qué se trata?

Suele confundirse con el cliente objetivo, y cometer errores en su definición es algo que puede salir muy caro. Por eso, vamos a ver todo lo que necesitas saber sobre él para despejar todas las dudas.

¿Qué es el buyer persona?

Es una representación ficticia del consumidor potencial de tus productos o servicios. El perfil lo puedes construir a través de la información que has obtenido de estudios de mercado, análisis de tus clientes si ya los tuvieras, etc.

Hacer esta definición es un primer paso imprescindible para diseñar estrategias que ayuden a tu marca a estar más cerca de su público objetivo. Es esencial para que conozcas a tu clientela.

¿Qué es el público objetivo?

Como decíamos al principio de este artículo, es común confundir los términos de buyer personal y cliente o público objetivo, pero no son lo mismo. El buyer es una representación semi-ficticia de un cliente ideal.

Por su parte, el público objetivo es ese conjunto de personas al que se dirige un determinado producto o servicio. Dentro de ese público objetivo debe encontrarse el buyer persona, que es el que realmente va a estar interesado en comprar.

¿Por qué debes conocer a tu buyer persona?

El objetivo de cualquier empresa es vender, sin importar si se dirige a un público B2B o B2C, y para lograr ventas hay que conocer muy bien a la clientela. No se trata de saber solo qué es lo que le gusta, sino también de saber cuáles de sus necesidades no están cubiertas, porque ahí está la oportunidad de mercado.

Este perfil puede ayudarte a tomar muchas decisiones estratégicas sobre qué productos o servicios ofrecer, establecer una política de precios adecuada, crear campañas de marketing más segmentadas y eficaces, etc.

Dejar un comentario