La ‘ley de startups’ dispara un 30% la demanda de profesionales en materia fiscal y tributaria

La Ley de Startups no parece haber dejado contentos a una gran mayoría del ecosistema de los emprendedores. Aunque es muy necesaria, se queda corta y no es capaz de resolver los problemas del día a día de las startups. Esta nueva regulación ofrece algunos cambios fiscales que han hecho que algunas pequeñas empresas se vean obligadas a contar con asesores, disparando un 30% la demanda de estos profesionales.

El gobierno aprobó en agosto el anteproyecto de ley “Crea y Crece”. Con esta iniciativa pretendía facilitar la creación de empresas en nuestro país, y sobre todo, aligerar los trámites burocráticos. Con esta nueva ley puedes crear una Sociedad Limitada por tan solo 1 euro y en tiempo récord. En inversión.es ya contamos cómo y por qué era una medida pionera que iba a impactar en el emprendimiento en España.  

LA FISCALIDAD, EL SEGUNDO MAYOR PROBLEMA

Tras la aprobación de la ley hace una semana, las empresas de nueva creación con sede social o establecimiento permanente en España se han visto perjudicadas. Esta nueva ley les da la oportunidad a los emprendedores de escoger un tipo del Impuesto de Sociedades reducido en diez puntos, pasando del 25% al 15% en startups hasta un máximo de cuatro años.

Sin embargo, para los 3,2 millones de autónomos que hay registrados en España, las obligaciones fiscales suponen para el 43% de los autónomos el segundo mayor problema al que deben enfrentarse, por detrás del 45,51% de las elevadas cargas sociales y la burocracia, según recoge el informe elaborado por Infoempleo y Adecco sobre el mercado de trabajo en España.

TENEMOS QUE SER CAPACES NO SOLO DE APOYAR LA CREACIÓN DE EMPRESAS, SINO AYUDAR A SU CRECIMIENTO. UNA EMPRESA QUE FACTURA 5 MILLONES ES UN EMPRESÓN, PERO NO UN COMPETIDOR GLOBAL»

La aprobación de esta ley facilita tanto la burocracia a la hora de formar una nueva empresa como el cese de la actividad de este tipo de empresas, agilizando su cierre. Sin embargo, en España cada vez más, aumenta la demanda de profesionales con formación en asesoría, cifra traducida a un aumento del 30% en los servicios de coaching en las empresas, según datos de la international Coaching Federation. 

UNA LEY QUE DISGUSTA 

Muchas han sido las críticas que ha recibido la Ley de fomento del ecosistema de las empresas emergentes, conocida popularmente como Ley de Startups.

La nueva ley plantea medidas como el aumento de exenciones tributarias, la reducción de los gastos, los plazos de inscripción de las sociedades y las reducciones impositivas, etc. 

Sin embargo, para la mayoría de los emprendedores esta ley es insuficiente. Defienden que el objetivo debería ser incentivar la creación de empresas innovadoras y atraer tanto talento como capital. Sin embargo, el hecho de que se restrinja su aplicación a empresas con una serie de condiciones que nada tienen que ver con muchas startups hace que no vaya a ser aplicable de forma general. 

Alex Planas, Senior de Across Legal, valora muy positivamente el esfuerzo realizado, dado que la ley «afecta muchas materias y ministerios a la vez, de modo que es muy difícil coordinar todas las medidas y obtener las autorizaciones de cada ministerio». «Creo que toca bien la fase de creación de una empresa, los primeros 5 años. Es interesante que hagan un guiño a empresas más intensivas a investigación como industriales o biotecnológicas, pero se me queda un poco corto. Tenemos que ser capaces no solo de apoyar la creación de empresas, sino ayudar a su crecimiento. Una empresa que factura 5 millones es un empresón, pero no un competidor global».

Asimismo, critican que el regulador parece ir detrás de la realidad. El sector tecnológico y digital español es cada vez más relevante, la inversión en este tipo de compañías en lo que va de año 2021 supera los 2.000 millones de euros. Por otro lado, la reducción del tipo impositivo-pasando del 25% al 15%- deja fuera a la gran parte de startups, ya que muchas no tienen beneficios durante los primeros años.

Fuente: La ‘ley de startups’ dispara un 30% la demanda de profesionales en materia fiscal y tributaria

Dejar un comentario